27-10-2021

El patio y el juego: un proyecto PIE de aprendizajes múltiples

Entrevistamos a la directora de la Escuela N° 782 “Juan Bautista Alberdi” para que nos cuente sobre el proyecto que llevan a cabo en el patio de la institución

juegos adquiridos en el marco del proyecto

El proyecto “El Patio: un espacio de oportunidades educativas” fue presentado por Ana Lía Reynoso, directora de la escuela N°782 “Juan Bautista Alberdi”, en el marco de nuestra convocatoria Proyectos de Instituciones Educativas. La idea surgió a partir de las medidas tomadas por el COVID-19 y la reducción del tiempo de presencialidad en las aulas.

“Tras casi un año de ASPO, volvimos a la escuela con horario reducido y un solo recreo de 30 minutos. Los peques estaban ávidos de espacios y tiempos de encuentro, de propuestas que permitan hacer y estar con otros”, explica Ana Lía. Además, nos cuenta que desde que asumió como directora fue habilitando espacios para otras prácticas (ajedrez, rincón de arte, y algunos otros juegos de mesa) lo que le facilitó pensar en el origen de este proyecto.

El proyecto lo que busca es que el patio de la escuela sea un “paisaje de aprendizaje”, es decir, que funcione como una herramienta pedagógica que promueva la buena convivencia, la autonomía y la autoestima. Para Ana Lía “la escuela debe adecuarse, transformarse y contribuir a los contextos de cambio”.

En relación con el aprendizaje, la directora explica que el juego es el protagonista en el proyecto y el patio es el espacio donde se lleva a cabo la acción. “El juego es estructurante, jugando aprendemos, nos expresamos, nos vinculamos, vivenciamos situaciones problemáticas y las resolvemos, creamos soluciones, imaginamos nuevos mundos”, afirma Ana Lía.

Así mismo, lo que intentan docentes y directivos de la escuela es que a través de este aprendizaje haya un desarrollo de las inteligencias múltiples (lógico matemática, lingüístico verbal, espacial, musical, corporal e interpersonal) que, aunque es un proceso complejo, “al ofrecer diversidad de propuestas se le permite a cada peque explorar y descubrir potencialidades”.

El proceso de implementación fue largo, comenzó con la relocalización del espacio y su refacción para que esté acorde a los juegos y actividades que se llevarían a cabo. Se reutilizó mobiliario y se sumaron herramientas para diversas actividades nuevas, desde ping pong, ajedrez, básquet y para otras propuestas de actividad física.

Fuimos creando rincones a medida que se iban flexibilizando los protocolos. Reciclamos un aro de básquet bastante deteriorado que ya estaba instalado en el espacio de relocalización”, aseguró la directora y explicó que con los fondos recibidos adquirieron juegos como: tenis orbital, futbol tenis, free básquet, yenga gigante, accesorios para Mangrullo, dos bancos de plaza, banners del abecedario y las tablas, y un ábaco (que aún no reciben).

Este proyecto logró cumplir varios de los objetivos propuestos en un inicio y hay muchos aún está en marcha. “Una gran satisfacción al ver patios dinámicos, peques organizados responsablemente y con mucha autonomía dónde el conflicto se redujo notoriamente”, concluyó la directora Ana Lía.